CARLOS GARDEL – Poema de Hector Gagliardi

CARLOS GARDEL – Poema

Por las calles del recuerdo, empedradas de dolor,
va llegando un servidor detrás de un silbido lerdo.
traigo mi sombra a lo perro,que sigue, pasa o me espera,
esta noche hay luna entera para mi solo en el cielo.

Las puertas están cerradas y dormidos los balcones,
no hay glicinas ni malvones que saluden mi llegada,
solo a veces, y a escapadas reconozco mi arrabal,
cuando se agacha un tapial y muestra ropa colgada.

Entonces pienso en la vida que uno dejo escapar,
por entregarse a soñar no vivió como debía.
¿Dónde se fue la alegría que en estas calles desiertas,
los vecinos, en las puertas,con sus charlas florecían?

.Ya no hay mas serenatas ni tampoco formativos,
ni vendedor a chiflido cargado con dos canastas,
ni tampoco vienen chatas a parar junto a la bomba,
ni el aguatero rezonga con los baldes a la rastra.

Me siento un poco cansado y me detengo a escuchar,
al eco quiere charlar y me trae lo que he dejado,
silbidos entrecortados,mis pasos y mis protestas,
y de una ventana abierta un algo que no ha cambiado.

Es la voz del que se ha ido,la varonil voz de aquel,
la voz de Carlos Gardel cuyo timbre no lo olvido,
y que la noche ha traído de aquella ventana abierta.
¡luna, vestime de fiesta que Carlos esta conmigo!

Ya no esta triste la calle,ya se animo la vereda,
hay sillas en dos hileras,-tribuna de las comadres.
Hay mas puertas que se abren,huele a malvón y a glicinas,
y en el truco de la esquina,la falta envido en el aire.

¿Por qué mágica razón el barrio volvió a la vida?
¿Será esa voz ya perdida que de un disco se escapo?.
y que el aire repartió como un padrino pelado
en el atrio desolado que llamamos corazón?.

¡Alcemos, luna, por el la copa de mi arrabal,
con espuma de percal,donde grabado cincel
se lea. ¡Carlos Gardel!En tumuerte y por tu nombre,
lloraron hasta los hombres que lloran solo una vez!

La voz, murió en la ventanacomo un día murió el.
¡Así nos dejo Gardel,como un disco que se acaba!
un algo adentro me ahogaba cuando la marcha seguía,
y mi sombra no entendía por que su dueño lloraba.

autor: Hector Gagliardi
video: 2012mezclas
MI RINCÓN DE POEMAS
POESIAS Y POETAS