A IRINEO – Poema de Héctor Gagliardi – Poeta

A IRINEO – Poema

Serio,tranquilo y callado
seguro de su valer cuando le toca perder
lo mismo que si ha ganado,
tiene ese gesto grabado
que el que lo quieran imitan
debe volver a calcar
a ¡IRINEO LEGUISAMO!

Que silbe,la popular!
Ya lo tiene acostumbrado,
si de sobra ha calculado
de que lo van a jugar.

Y al desfilar, sin mirar,
afirmado en los estribos
parece que los silbidos
lo vienen a acariciar!

Por culpa de él, ha perdido!
Si usted, lo iba a jugar.
Justo, lo va a dejar.
Cuando siempre lo ha seguido.

Leguisamo, el enemigo!
Leguisamo, el candidato!
Terror de fijas y datos
que nos dicen al oído!

Su figura es atracción
en las tardes de carreras;
carrerista no es cualquiera,
hay que tener corazón!

¿Puede haber mas emoción
que se compare en grandeza
cuando él por la cabeza
te salve de un metejón?

Ya estamos acostumbrados
a verle cómo, impasible,
pone un numero imposible
en dos saltos calculados!

Y ante el aplauso cerrado
que saluda su regreso,
viene mirando a lo lejos
como ausente o preocupado

Qué pena tiene el maestro
que no le arranca la Gloria?
porque su vida, su historia
y su dolor.s el nuestro!

Cuando un hombre como estos
llega a la altura de él
es nuestro, como Gardel
lo digo, porque lo siento!

Te queremos Leguisamo
lo ves esta noche aquí
y al regreso del Brasil?
no fue el pueblo soberano
que se rompía las manos
aplaudiendo tu maestría?
Es tuya la tierra mía
y nosotros tus hermanos!

Por eso me juego el resto
si tu estatua han levantado
con aplausos, nuestras manos,
con asombro, nuestros gestos,
soy poeta y traje en versos
lo que te quise cantar!

¡Que Dios bendiga tu hogar
Maestro de los Maestros!

autor: Héctor Gagliardi
vídeo: cacho 22

Poesías y Poetas
MI RINCÓN DE POEMAS